The Devil’s Tears: the story behind it.

The Devil's Tears

The Devil’s Tears

Surprisingly, at least to me, The Devil’s Tears piece is not usually on the top list of people’s favourites. And I say surprinsingly because I fell in love with it the minute I finished painting it.  But what can I say? I’m its mother so I guess I’m not really objective about it.

Everytime I take a look at this work I remember exactly how I felt while painting, the emotions that triggered the aura of helplessness that you can sense in it. It has the ability to immediately make me feel uneasy. The distress, anxiety, frustration and misery condensed in The Devil’s Tears piece came from a turmoil of misunderstood feelings and situations that were way out of my control and comprehension. Feelings that I wasn’t ready to experience, but still was willing to handle if that meant not giving up entirely on someone.

As usual, the name for this work is inspired by an Angus and Julia Stone’s song that you can listen to at the end of this post! The lyrics of the song might also help you understand a bit better its origin.

——————–

Sorprendentemente, al menos para mí, The Devil’s Tears no es uno de los cuadros favoritos de la gente. Y digo sorprendentemente porque para mí tiene un significado especial, y porque desde el momento en el que terminé de poner las lágrimas en color rojo en el papel me enamoré por completo del resultado. No es un trabajo necesariamente estético o fácil de mirar.  Pero cada vez que lo tengo entre mis manos recuerdo perfectamente cómo me sentía en el proceso de creación, así como las emociones que desencadenaron el aura de impotencia o indefensión que se puede observar en la obra. Y  el mero recuerdo de todo aquello es suficiente para que me haga sentir de nuevo incómoda (que, por otra parte, es quizá también lo que buscaba).

La angustia, ansiedad, frustración y tristeza que se encuentra condensada en The Devil’s Tears procedían de un compendio de sentimientos y situaciones incomprendidas que se encontraban totalmente fuera de mi control y discernimiento. Sentimientos que no estaba preparada en absoluto a experimentar, pero que aún así estaba dispuesta a sufrir si ello significaba no renunciar por completo a alguien.

The Devil’s Tears se inspira también en la canción, con el mismo nombre, de Angus and Julia Stone. La letra de la canción asimismo expresa en cierto sentido la procedencia de la obra.

Aquí la podéis escuchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s